TREPONEMA PALLIDUM ANTICUERPOS IG M SEMIAUTOMATIZADO O AUTOMATIZADO

CUPS:

906041

Resultado en días hábiles:
8
Días de proceso:
Una vez a la semana Martes

Muestra requerida

Suero: 3 mL Suero libre de hemolisis y lipemia. LCR: 2 mL Tomar en tubo primario sin gel, centrifugar y separar inmediatamente en tubo de polipropileno, Suero libre de hemólisis. Tomar la muestra 30 minutos antes de la próxima dosis.

Método

Inmunoensayo Enzimático (EIA)

Temperatura

REFRIGERADA

Estabilidad

Suero Temperatura Ambiente (18 °C–25 °C): Inaceptable Refrigerada (2 °C–8 °C): 14 días Congelada (–20 °C): 2 meses LCR Temperatura Ambiente (18 °C–25 °C): 4 días Refrigerada (2 °C–8 °C): 2 semanas Congelada (–20 °C): 2 meses

Condiciones de muestra y/o Paciente

NINGUNA

Importancia

El Treponema pallidum es una espiroqueta Gram (-) microaerófilo. La infección se transmite vía sexual y vía transplacentaria (sífilis congénita), con afinidad por el sistema nervioso central (neurosífilis). Los anticuerpos específicos son los primeros que se detectan en sangre, permaneciendo positivos largo tiempo y en ocasiones toda la vida. La determinación de anticuerpos específicos IgM indica infección reciente, siendo útil para el diagnóstico de sífilis congénita. Son tests treponémicos específicos, más sensibles que las pruebas reagínicas. Un test positivo confirma una prueba no treponémica positiva. Para FTA abs una modificación del test puede detectar IgM específica, que puede ayudar a distinguir entre sífilis congénita verdadera y pasaje transplacentario de anticuerpos maternos. Los anticuerpos treponémicos y no treponémicos aparecen entre la 1-4 semana después de la infección. Durante la sífilis temprana primaria, el primer anticuerpo en aparecer es la IgM. Los anticuerpos IgG no son demostrables hasta la fase primaria tardía. Durante la fase secundaria de la sífilis, ambos anticuerpos alcanzan su pico. Los anticuerpos IgG generalmente persisten indefinidamente. Los niveles de anticuerpos IgM están más relacionados con el seguimiento de la actividad de la enfermedad. En infecciones de T. pallidum no tratadas se pueden demostrar niveles de IgM en la fase tardía de la enfermedad. Un tratamiento exitoso de la enfermedad podría demostrarse con la disminución de hasta 4 veces los niveles de anticuerpos IgM dentro de los 3-4 meses. Reinfecciones de un paciente tratado previamente podrían causar el aumento de nuevo de los niveles de anticuerpos IgM, mientras que los niveles de anticuerpos IgG pueden permanecer constantes por largo tiempo. La sífilis es una enfermedad producida por la bacteria Treponema pallidum que generalmente se contagia por contacto sexual con un individuo que presenta lesiones en las fases primaria y secundaria de la enfermedad. Puede ser transmitida por vía transplacentaria (sífilis congénita) o por contacto no sexual con secreciones, a través de besos o transfusiones sanguíneas. El hallazgo de T. pallidum determina la presencia de enfermedad pues no existen portadores sanos de esta bacteria. La Neurosífilis se refiere a las infecciones del sistema nervioso central (SNC) causadas por Treponema pallidum. La NS puede presentarse en cualquier momento después de la infección primaria o chancro sifilítico. Las formas tempranas implican la invasión del líquido cefalorraquídeo (LCR), las meninges, la vasculatura y la uvea: meningitis asintomática, meningitis sintomática, enfermedad cerebro vascular, uveítis anterior. Las formas tardías después de los 10 años, se caracterizan por la penetración del parénquima cerebral y/o la médula espinal, como demencia paralítica progresiva y tabes dorsal. Cada forma genera síndromes neuropsiquiátricos característicos, pero en algunos casos hay una sobreposición de los hallazgos clínico-radiológicos. Se describe también los gomas, alteraciones psiquiátricas diversas y la amiotrofia. El diagnóstico y la evolución del tratamiento se basan en el estudio citoquímico del LCR, y la serología juegan un papel muy importante (análisis no-treponémicos y treponémicos).

Sección

Referencia
Scroll al inicio